El nuevo termómetro de infrarrojos WIKA CTR500 esta perfectamente diseñado para la medida sin contacto de la temperatura corporal.
Permite una medida fiable y rápida con una exactitud de ±0.2 ℃ y con un tiempo de respuesta de 1s.
Además dispone de una alarma acústica y lumínica configurable para la detección de fiebre. Lo que le convierte en un instrumento ideal para el control de la temperatura de las personas en lugares de trabajo o de concurrencia pública 

Para más información puede consultar el siguiente enlace:

PDF